Buscar

Otros

Rosa de Jericó (Flor del desierto). 1 unidad

O4002

Nuevo

4 artículos

Es originaria de los desiertos de Arabia y las inmediaciones del mar Rojo, estando también presente en Palestina y Egipto. No crece de forma nativa en la ciudad de Jericó.

Más detalles

3,22 €

-8%

3,50 €

Rosa de Jericó

Es originaria de los desiertos de Arabia y las inmediaciones del mar Rojo, estando también presente en Palestina y Egipto. No crece de forma nativa en la ciudad de Jericó.

Es una planta con gran resistencia a la desecación. Sus ramas tienen la propiedad de contraerse con la sequedad, permaneciendo cerradas y secas durante muchísimos años, volviendo a abrirse con la humedad o al contacto con el agua, recobrando toda su frescura y belleza. Sus raíces son muy pequeñas y en estado latente, cuando ha pasado por un periodo seco, adquiere forma prácticamente esférica, formada por sus hojas recogidas siendo inapreciable el tamaño de las raíces que apenas sobresalen de esta formación. Por ello es fácil que el propio viento la arranque, levante y la arrastre grandes distancias, convirtiéndolas en viajeras obligadas a través de estepas y desiertos cruzando las fronteras de diversos países de Asia y diseminando sus semillas por todos ellos.

El proceso de secado y reverdecer es completamente reversible y se puede repetir muchas veces. La capacidad de la planta para hacer esto se atribuye a la presencia de trehalosa, un azúcar disacárido involucrado en varios mecanismos de criptobiosis. Aunque la planta rehidratada a veces se describe como la extinción de las nuevas hojas, flores y frutos, esto es discutido, en cambio, las semillas pueden germinar y brotar a veces en nuevas instalaciones al estar presente en el fruto de la planta madre muerta.

Curiosidades

Desde tiempos remotos se utilizaba como elemento adivinador del clima, ya que al ser un vegetal higrómetro, el sabio o chamán, lo pronosticaba con acierto. En tiempo seco la planta permanece completamente cerrada; en tiempo húmedo, se abre con lentitud; si amenaza lluvia, se abre de manera muy vistosa y con más o menos rapidez según sea la proximidad de descarga de las nubes.

La historia cuenta que antiguamente los comerciantes de esta ciudad las traían de Arabia como preciados talismanes para bendecir sus casas y negocios.

Mantenimiento

Colocar la rosa de jericó en un cuenco hondo o una pecera, mejor si es de madera, cristal, barro... con agua hasta sumergir las raíces de la planta. 

Cambiar el agua cada tres días y luego ya solo habrá que cambiar el agua cada dos-tres semanas.

También se puede colocar la rosa de jericó en un estanque del jardín.

Cuando se quiera volver a guardar, se saca del agua y se deja secar. Volverá a su estado natural, pudiendo volverse siempre a recuperar con agua.

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Rosa de Jericó (Flor del desierto). 1 unidad

Rosa de Jericó (Flor del desierto). 1 unidad

Es originaria de los desiertos de Arabia y las inmediaciones del mar Rojo, estando también presente en Palestina y Egipto. No crece de forma nativa en la ciudad de Jericó.

Escribe tu opinión

Accesorios

6 other products in the same category: